EL INGENIO DE LOS VENEZOLANOS EN COLOMBIA.

Foto # 1. Bolsos hechos con bolívaresEn un parque de Maicao en la Guajira colombiana, una pareja joven de venezolanos esta sentada en una banca con una mochila llena de bolívares. Él toma cada billete y lo va doblando, una y otra vez hasta reducirlo al tamaño de media ficha de dominó. Entonces, ella ensambla los cuadritos entre si; y de sus manos prodigiosas van saliendo carteras, billeteras y pulseras.(foto#1) Un puñado de bolívares en su país no tiene ningún valor, pero las colombianas pagan hasta $30.000 pesos (cuatro dólares) por estas artesanías, lo cual es suficiente para pagar un hotel de mala muerte y un almuerzo.                                                                                                                        Éstas pequeñas obras de arte, son una metáfora macabra que, ridiculizan la forma como un gobernante irresponsable; ha convertido una de las monedas más fuertes del mundo, en papel basura.#2 Ya tengo carro.

cubiertas sus manos con guantes de látex, y como un experto cirujano va cortando pedazos de frutas y los coloca en vasitos de plástico. (foto#3) Lo mismo hace con los En el extremo opuesto de Colombia, en Armenia la capital cafetalera del país, sobre un andén de la avenida Bolívar dos muchachos no mayores de veinte años; han instalado un carrito lleno de frutas: papayas, piñas y chonta-duros (el fruto de una palma). Orlando tiene chontaduros. Jesús, su compañero, maneja las finanzas, anuncia la mercancía, vende y se embolsilla el dinero. El negocio luce limpio, ellos muestran buenas maneras, inspiran confianza y la gente les compra.

#3.Caminamos 2000 kilometro desde Caracas

Jesús y Orlando son de Valencia, sin embargo llegaron directamente desde Caracas a dos mil kilómetros de distancia. Llegaron una veces a pié, y otras en autos o en camiones. Los choferes sabían que eran venezolanos y los transportaban gratis. Durmieron en parques y potreros, y le tomó un mes llegar hasta aquí. Su madre arribó aquí hace dos meses con sus 3 hermanitos menores y cuando supieron que subsistía vendiendo café caliente en las calles; resolvieron seguir sus pasos.

Ya llevan un mes trabajando y hace poco compraron un carrito destartalado por el equivalente d 4 dólares. Lo arreglaron, pintaron y le colocaron un sugestivo nombre <<Dulcería y frutería Don Orlando>>

Orlando cuenta que hasta ahora ningún policía les ha pedido documentos. Ellos son muy profesionales y son muy distintos a la Guardia Venezolana, que sin ningún motivo golpea a la gente. Tienen permiso para estar en el país y dicen que el gobierno colombiano se ha manejado bien; y cuando mostraron sus pasaportes les tramitaron un permiso para permanecer en tránsito en el país y los vacunaron

A unas pocas cuadras de allí, esta el edificio Calima. Es una de las plazas más elegantes de la ciudad. En el tercer piso, hay varios restaurantes; uno es de comida típica colombiana y al lado existe una frutería. Jonathan el administrador, es de Maracaibo y llegó hace un año. Tuvo suerte para encontrar trabajo, porque pudo demostrar una buena experiencia como administrador de un almacén de repuestos.    En el local de al lado, Patricia es la propietaria de la frutería, llegó hace diez años, porque intuía la crisis que iba a venir. Ella tiene dos empleados. Es de San Cristóbal. Cuenta que se ha adaptado bien porque el Táchira se parece mucho al Quindío, pues esta lleno de montañas y el clima es muy fresco.

Me voy, salgo a la calle y converso con más vendedores ambulantes. ¿Qué es lo peor que te ha pasado? Dormir sobre una acera de Cúcuta. ¡Aquello es un infierno!                                            Todos ellos ya saben que en abril empieza la primera cosecha cafetera del año y están esperanzados en ella. Es un trabajo bien pagado, donde tienen habitación y comida gratis en las fincas, durante la temporada que puede durar hasta tres meses. Es un trabajo muy duro, pero es la oportunidad de ahorrar y enviar plata a los parientes lejanos.

Afuera en las calles están Los Patrulleros que andan siempre en parejas. Éste es el rango más bajo de la policía, pues no cargan armas y sólo les es permitido llevar un bastón de madera. Vigilan las calles, se desplazan a pié o en bicicleta, resuelven disputas callejeras y detienen ladronzuelos; pero si la situación se complica piden refuerzos de mayor experiencia quienes de inmediato vienen en motos o radio patullas. Ellos son un bien termómetro para palpar la situación con los venezolanos:

“Los venezolanos son tranquilos y no causan mayores problemas” explican. Cuántos creen que hay en Armenia, les pregunto. En la ciudad creemos que hay unos 500, pero hay muchos trabajando en fincas y pequeños pueblos del departamento del Quindío. Cuándo empezaron a llegar. Aparecieron en la última cosecha y prácticamente recogieron todo el café.  #5.Admnistro este restaurante

En una entrevista radial, escucho a un comandante de la policía explicar la imposibilidad de llevar un registro de todos lo que ingresan. Por Cúcuta, Maicao y Arauca, diariamente entran unos 30.000. Hasta la fecha se han registrado legalmente unos 600.000 pues la gran mayoría llegan sin pasaporte, de manera que no se puede conocer su identidad. La frontera es muy porosa y en algunas poblaciones, sólo basta cruzar una calle o un riachuelo para estar en Colombia.#7. Un permiso de trabajo por 2 añosAsí que considerando una cifra conservadora, podrían pasar de 1.500.000 los venezolanos que han ingresado a Colombia. La policía ha reportado 1200 detenciones por delitos menores como robos o peleas callejeras. Es decir que el índice delictivo es del orden del 0.1%, lo que en realidad es muy bajo y no representa una amenaza grave.

Conclusiones:                                                                                                                         1)Mientras subsista el régimen de Maduro, la situación tenderá a empeorar y a éste ritmo se podría alcanzar la cifra de 2 o 3 millones de desplazados, en 3 meses; lo cual sería insostenible. (10%de la población venezolana ¡Increíble! )

2)Hasta ahora las ciudades mas afectada son Cúcuta, Maicao y Arauca; donde existe un daño al comercio local, por que los desplazados llegan a vender sus pertenencias en la calle, lo cual ha ocasionado quiebras entre los comerciante bien establecidos. (Se ha reportado que dos propietarios se suicidaron agobiados por las deudas)

3) En éstas localidades, se ha producido un colapso de los servicios públicos, sanitarios, educativos y de seguridad ciudadana.

4)La gran mayoría de los inmigrantes tienen un nivel aceptable de escolaridad, son jóvenes, amables, aseados, conservan su dignidad, y llegan con intenciones de salir adelante. Se sienten bien recibidos por los colombianos y se muestran muy preocupados porque algunos de sus compatriotas han delinquido y temen que esto afecte su imagen de ciudadanos de bien.

Edgar Giraldo Alzate

Sígame en Twetter @Giraldo_Alzate

Visite mi sitio http://Vidamundo.blog