¿Por qué se mantiene Trump en el poder, después de un año?

TrumAlguna vez leí un informe de un Tanque de Pensamiento en USA que aseguraba que al país lo gobernaban 10.000 personas, que incluían poderosísimos banqueros, científicos, scholars, jueces, las fuerzas de seguridad, organismos de inteligencia y por supuesto muchos hombres de negocios, que tienen su lobby en el congreso; y todas esas voces juntas son escuchadas en la Casa Blanca.

.Gracias a ese equilibrio de poder tan bien repartido, los movimientos de USA no son bruscos; son lentos y poderosos como un gran transatlántico, que se mueve imponente, agita las aguas a su alrededor y produce pequeños tsunamis. Pero cuando el monstruo necesita hacer un giro o cambiar de rumbo, requiere de la participación de los 10.000 grumetes; y debe hacer un amplio circulo de varias millas a la redonda.

Estados Unidos ya no es el país que va adelante, tampoco es ya la primera potencia económica, pero es y seguirá siendo el centro del mundo y todo gira a su alrededor.

Esta es una premisa fundamental para entender a U.S.A y es algo que Trump todavía no entiende, pero la China y Rusia si lo saben.

Cuando Trump dice que bajo su gobierno, “América será primera de nuevo” esta demostrando una ignorancia monumental e imperdonable. América por naturaleza es grande y los será por muchos años. Esta frase dicha de ese modo, es una bomba de profundidad, destinada a crear miedo; un miedo infundado, entre su base electoral de trabajadores y pequeños propietarios de negocios. Para reforzar esa idea, hace acrobacias de poder con su tuits; y nos muestra a los mejicanos como la reencarnación de la mal y a los Haitianos viviendo en una alcantarilla. Esto arranca aplausos en los sótanos de los barrios obreros y rechiflas en las graderías de las universidades.

Siguiendo esa misma línea, al construir un muro imposible en la frontera, nos colocaría a salvo de la invasión de los demonios del sur. Oponerse al acuerdo climático de París, quiere decir que sus amigos petroleros tienen el camino abierto para explotar combustibles, desde las costas de la Florida, hasta los hielos de la Antártida. Cambiar Obamacare, significa reformarlo para hacerlo más rentable y pasarlo a sus socios, los brujos del capitalismo salvaje

Pero volviendo a la pregunta inicial de esta nota, la respuesta es muy simple. En la política Norteamericana, existe una gran lealtad de los políticos y los ciudadanos a sus partidos tradicionales. Sin importar los desaciertos la gente respalda a sus elegidos. Pero todo tiene su limite y su castigo, como en los casos de Nixon y Clinton. ¿Podría caer Trump? Es muy poco probable, con un mercado bursátil en alza, una economía activa y un bajo desempleo. Pero lo que si es seguro, es que jamás será reelegido.

Edgar Giraldo Alzate